domingo, 23 de noviembre de 2014

EL MANTO DE FLORES DE LA NOVIA

Alejandro Martín // El canon actual de las procesiones corresponde a un modelo creado en los tiempos de la Contrareforma, cuando la Iglesia Católica utilizó el realismo y la teatralidad para catequizar a través de la escultura, la pintura y la arquitectura. Hoy las procesiones siguen estando compuestas por una imagen de Cristo sólo o acompañado en una escena de su Pasión, la Virgen María en actitud dolorosa y nazarenos con túnicas y capirotes de numerosos colores que simbolizan dolor, penitencia, esperanza y otros sentimientos.

Las dolorosas andaluzas son ataviadas con ropajes bordados, entre ellos el manto, que puede medir hasta 8 metros de longitud en las hermandades de Málaga, donde las tallas van sobre tronos de grandes dimensiones.

La Virgen de las Penas de Málaga, rompe el molde de la estética de los mantos bordados en oro que lucen las dolorosas, pues es vestida cada Martes Santo con un manto formado por flores.

El origen de esta conocida, ya costumbre, se remonta a la postguerra española. En esta epoca la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía y María Santísima de las Penas, organizaba con pocos recursos su primer desfile por las calles malageñas.

El Lunes Santo de 1943, la Virgen de las Penas procesionó “sobre un artístico trono de flores naturales que llamó poderosamente la atención”, según plasmó en su crónica un periodista. La imagen lució un vestido blanco y un manto negro.

Llegó el año 1946 y la imagen de la Virgen de las Penas procesionó con un manto de flores de 8 metros de longitud diseñado por el equipo de Alfonso Cruz, jardinero mayor del Ayuntamiento de Málaga.

En años posteriores y hasta 1949, la Virgen lució dos veces un manto de terciopelo verde bordado en oro y una vez uno de flores hasta que, a finales de ese año, un sector de la junta directiva forzó una votación en la que el exorno de flores tuvo un respaldo de la mayoría, según relata la propia cofradía en su historia.

A partir de ese año la costumbre arraigó entre los malagueños y lo que era un tímido cambio en la estética de la hermandad se convirtió en una tradición que cada año renuevan el equipo de jardineros municipales y los cofrades.

El manto de la Esperanza

Ronda ha sido de las pocas ciudades han seguido el modelo de la Virgen de las Penas de Málaga. La única Virgen de Ronda que ha portado un manto de flores ha sido Ntra. Sra. de la Esperanza.
En sus dos primeras salidas procesionales (1951-52) la novia de Ronda lució mantos de flores ya que aún no contaban con un manto propio y ninguna de las Hermandades de Ronda se prestó a dejarles uno.

Así lo recogen en el acta escrita el 30-4-1952:
<<"Ya que no se hizo estación de penitencia el primer año de fundación, era necesario hacerla en la Semana Santa de 1952. no disponiendo de capital para la adquisición de pasos, se pidieron (...) Se solicitó el préstamo de un manto para la Virgen, pero todas se excusaron. Entonces el señor Castro Conde, tuvo la iniciativa de confeccionar uno de flores">>

También dicho acta recoge las dudas con las que la Hermandad contó al respecto, ya que era una gran novedad para la ciudad.
<<"Había dudas respecto al éxito, pero cuando el Martes salió nuestra cofradía, el manto de flores de nuestra Virgen fue la sensación de toda ella. La salida fue de la Iglesia de la Merced, A las 19:30h. del Martes Santo">>

En el también se recoge que ese año (1952) la Hermandad adquiere un nuevo paso para el misterio, pero no disponían, otra vez, de un manto con el que la Virgen de la Esperanza pudiera procesionar, por lo que volvió a llevar un manto de flores.

  En el año 1953 la hermandad vuelve a salir del Socorro. Este año fue elegido como Hermano Mayor Honorífico a Perpetuidad a D. Pedro Pérez-Clotet y también se acordó el nombrar Mayordomo de Honor a la Comunidad Salesiana y al Regimiento de la artillería Nº15 con sede en Ronda. Este año la cifra de hermanos asciende a los 300, se compra un manto para la Virgen, dos sayones para el Misterio del Cristo y un Juego de Bocinas.
Dicho manto fue realizado sobre terciopelo verde bordado con la técnica del recorte.

Hace 15 años, en 1999 con motivo del Cincuentenario de la fundación de la Hermandad, se le realiza a la Virgen un bellísimo manto de flores naturales como rememoración de las primeras salidas de la Virgen de la Esperanza. También se realiza por última vez el encuentro de los Titulares en la plaza del Ahorro (actualmente se realiza en Calle Ermita antes del encierro de la Hermandad). Este año también se restauró el altar mayor de la Ermita de la Concepción por la conserjería de Turismo y la Junta de Andalucía.


Fuentes: http://suite101.net/
http://columnayesperanza.es
Archivos Hermandad
Fotografía de portada: Ángel Cámara. 
Video: VideoRonda

Estamos en:

Twitter--Facebook--http://www.claraavilac.com/wp-content/plugins/social-sharing-toolkit/images/icons_large/instagram.png--http://www.niaid.nih.gov/SiteCollectionImages/system/SocialMedia/YouTube.jpg--Email