jueves, 27 de junio de 2013

LA OTRA VIRGEN DE LOS DOLORES

Ronda dolorosa de Sebastian Santos
Sebastián Santos realizó seis tallas para Ronda, por ejemplo la Virgen de la Soledad que se encuentra en la Merced. Las otras 5 se encuentran en la Iglesia del Socorro; La Inmaculada, de 1950 y de 1.58 m de altura. Fue realizada en ciprés y es una de las inmaculadas mas bellas y dulces de Ronda.  La imagen recibió el "mote" por parte de su autor de "La Virgen Niña" cariñosamente. Allí también se encuentra una imagen de San Antonio, de Sebastián Santos, La Virgen del Socorro del altar mayor, Así, tambien encontramos en la Iglesia del Socorro al Buen Pastor, de 1.70 metros de altura, y que donó Dª encarnación Domínguez. Le costó 70.000 pesetas y tomó como modelo los rasgos de su hijo.
Pero dejemos atrás todas estas obras, no menos importantes y centrémonos en la Bella Dolorosa que se encuentra en una esquina de la Iglesia. NTRA. SRA. DE LOS DOLORES. Dicha imagen fué encargada a Sebastián por D. José Parra, costandole 20.000 pesetas y pagaron varias señoras. La talla fué restaurada hace pocos años por D. Sebastián Santos Calero, Hijo de Sebastián Santos. Es una talla que tiene unos rasgos muy parecidos a los de la Virgen de la Concepción de Sevilla, o Dolores del Cerro, por ejemplo.

Su ejecución "se encuadra en la que suele considerarse su etapa de madurez, un período comprendido entre 1951 y 1965 en el que legó auténticas obras maestras de la imaginería procesional sevillana contemporánea".  En ella "el artista pudo trabajar libre de cualquier imposición, ya que fue esculpida sin mediar encargo alguno. Ésta sea quizás la causa de que la idealizara algo menos con respecto a otras imágenes.

Es una imagen que se nos presenta de riguroso luto, con un tocado de encajes de blondas, manto y sayas bordados en oro y un cordón terminado en dos borlas. Actualmente esta imagen no realiza estación de penitencia ni ningún tipo de salida procesional.

Sebastián Santos Rojas
Desde pequeño se sintió atraído por el arte del modelado, en 1919 se trasladó a Sevilla, ciudad en la que inició su formación artística en la escuela de artes y oficios, donde tuvo por profesores al pintor Gonzalo Bilbao y al escultor Francisco Marco Díaz-Pintado. Su primera actividad profesional fue la colaboración en el taller del ceramista Pedro Navia. Más tarde se independizó y abrió taller propio en Sevilla.

Estamos en:

Twitter--Facebook--http://www.claraavilac.com/wp-content/plugins/social-sharing-toolkit/images/icons_large/instagram.png--http://www.niaid.nih.gov/SiteCollectionImages/system/SocialMedia/YouTube.jpg--Email